Diferencias entre copywriting y redacción digital

El copywriting es la escritura persuasiva, una técnica que está de moda pero que no es nueva, ni mucho menos. Consiste también en escribir, pero hay unas notables diferencias entre copywriting y redacción digital. De acuerdo, es redacción digital, pero trata los textos con una finalidad concreta y unos recursos determinados que la distinguen de otro tipo de redacción. Es lo que siempre se ha conocido como redacción publicitaria. Para ser un buen copywriter no hace falta ser periodista o escritor especializado, como en otros trabajos que tienen que ver con la escritura. En especial se requieren determinadas cualidades que ahora veremos, al analizar en qué consiste el trabajo de un copy.

La escritura persuasiva del copywriter es en estos momentos un servicio muy demandado, ya que permite captar la atención del lector y destacar entre la competencia. También obedece a un perfil determinado de redactor, aunque te sorprendería saber la cantidad de escritores que se ganaban la vida combinando la literatura con la redacción publicitaria, antes de hacerse famosos.  Por dar algunos ejemplos, escritores de la talla de Gabriel García Márquez o Ruiz Zafón se dedicaron a la publicidad antes de triunfar con sus obras. ¡Cualquier camino es bueno para alimentar la creatividad!

El copywriting va orientado a un objetivo

Así es, y no es difícil adivinar cuál es el objetivo de la escritura persuasiva: vender o convertir lectores en clientes. Mientras que el redactor digital clásico está más enfocado en informar, en ofrecer novedades, dar detalles sobre algo en concreto, el copywriting va al grano. ¿Qué te ofrezco? ¿Qué ventajas tiene contratar mi servicio? Un copywriter te explica sin rodeos el qué y para qué, pues conoce el objetivo del texto. El lector de esta manera no pierde el tiempo leyendo, sino que desde el principio la lectura le conduce a una solución o una propuesta.

Claridad y foco, cualidades esenciales del copywriter

Cuando se trata de persuadir para conducir el texto hacia un objetivo, lo importante es que el lector no se pierda en un montón de detalles y anécdotas. La claridad y el foco no se deben perder de vista en ningún momento. Nada de desviarnos describiendo cómo es el mobiliario de la oficina (a no ser que vendas un servicio de interiorismo) o distintas anécdotas que hagan olvidar al lector por qué está ahí. Eso funcionará en un club de lectura o en marca personal, pero no es ese el caso. Foco. Ya tendremos tiempo de enrollarnos en nuestro diario personal.

Escritura que apela a las emocionescopywriting-neuromarketing

La escritura siempre interpela al lector, pero cuando se trata de escritura persuasiva hemos de tocar la fibra sensible de quien está leyendo. El copywriting implica al lector, y por eso busca ese ejemplo y esa necesidad que conecta con el potencial cliente. Conectar con las necesidades del lector y ofrecerle una solución es el mismo recurso utilizado por vendedores y publicistas. El copywriting utiliza técnicas de neuroventas para facilitar el proceso de compra y ayudar a los potenciales clientes a decidirse, si les estamos ofreciendo aquello que están buscando.

Combina la redacción persuasiva con el SEO

¿Pensabas que nos habíamos olvidado del SEO? Pues no, porque hablar de redacción digital para ofrecer nuestros productos y servicios, sin incluir SEO, es como preparar una tarta de cumpleaños ¡y olvidarnos de las velas! Casi, casi, que se pierde el mensaje si no aplicamos el conveniente ajuste SEO para conseguir visibilidad. Encajar las palabras clave apropiadas dentro de un texto bien hecho es en sí todo un arte, ya que eso permitirá posicionarnos. Es importante que nos encuentren fácil y rápido con las palabras clave adecuadas al servicio que ofrecemos.

Buena redacción, siempre, siempre y siempre

En este punto no hay diferencias entre copywriting y redacción digital. Si hay algo que siempre deben tener en común es esto: buen dominio de la gramática. Un texto que no se entiende o -lo que es peor- un texto con faltas de ortografía, echa por la borda el mensaje. En esto vamos a ser muy sinceros: un texto mal redactado da una imagen espantosa de una empresa. Da igual que el producto sea maravilloso, pero si los textos que lo acompañan no están bien escritos, es uno de los principales motivos por los que un potencial cliente puede no seguir leyendo, y si eres tú quien ofreces servicios de copywriting para clientes, estos no dudarán en prescindir de tus servicios a la que vean fallos en la redacción.

Una web es un escaparate 24/365 y no hay que escatimar recursos en la imagen que se llevarán los visitantes. Si la gramática no es tu fuerte, mejor dejar los contenidos en manos de un servicio profesional de corrección de estilo o de redacción. ¡En pocos meses lo habrás amortizado de sobras!

 

¿nos vemos en los comentarios?

Me gustaría conocer tu opinión acerca de este artículo y qué te ha parecido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡HOLA! SOY LAURA COMUNICAT

Y quiero darte la bienvenida a mi blog, donde encontrarás un montón de artículos que te serán de gran ayuda para darte recursos y noticias sobre la ardua tarea de escribir y comunicar. Y hacerlo bien, que mal no vale. 

ÚLTIMOS POSTS

Diferencias entre copywriting y redacción digital

¿nos vemos en los comentarios?

Me gustaría conocer tu opinión acerca de este artículo y qué te ha parecido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡HOLA! SOY LAURA COMUNICAT

Y quiero darte la bienvenida a mi blog, donde encontrarás un montón de artículos que te serán de gran ayuda para darte recursos y noticias sobre la ardua tarea de escribir y comunicar. Y hacerlo bien, que mal no vale. 

ÚLTIMOS POSTS

Ir arriba

¿Nos vemos en mi próximo curso de escritura?

Days
Hours
¡Apúntate antes del 15 de noviembre para asegurar tu plaza!

taller fin de semana de escritura para fotógrafos y fotoperiodistas:

  • En el reconocido IEFC,
    Barcelona
  • 120 euros
  • Teórico-práctico